la importancia del juego para los niños

Importancia del juego para los niños

El juego es una actividad fundamental durante toda la vida y en la infancia es indispensable porque contribuye al desarrollo armónico de los niños. Jugar ayuda a que los niños se desarrollen en aspectos físicos, cognitivos, socioemocionales y del lenguaje.

El concepto de juego se mantiene en el tiempo, pero los juguetes actuales son muy diferentes a los de las últimas dos décadas. Esto se debe en parte al incremento de juguetes electrónicos, de estimulación sensorial, plataformas con software orientados a niños y aplicaciones móviles.

Desafortunadamente, muchos cuidadores creen que los juguetes electrónicos son esenciales para el desarrollo saludable de sus hijos, a pesar que la evidencia no lo demuestra. Es común encontrar que muchos de los juguetes tradicionales se han adaptado a versiones electrónicas (virtuales), sustituyendo la interacción humana.

Esto hace que los padres enfrenten un verdadero reto al escoger un juguete para sus hijos. Y a esto sumemosle que los juguetes también se utilizan ampliamente como una forma de comercialización.

la importancia del juego para los niños

El juego es esencial para el desarrollo adecuado de niños y jóvenes porque ayuda a su bienestar cognitivo, físico, social y emocional.

Jugar es una gran oportunidad para que los padres y cuidadores interactúen con los niños. Y esta situación es más beneficiosa si esta interacción se basa en el lenguaje, simulación, resolución de problemas, reciprocidad, cooperación y creatividad.

En el 2018, la AAP (Academia Americana de Pediatría) publicó un informe clínico sobre el poder del juego en el desarrollo de los niños pequeños. Sus conclusiones entre otras fueron que jugar con ambos padres y otros niños es fundamental para formar mejores cerebros, cuerpos y vínculos sociales fuertes.

Esta investigación mostró que jugar puede mejorar las capacidades de los niños para planificar, organizar, socializar con los demás y regular sus emociones.
Además, el juego ayuda con el lenguaje, las destrezas matemáticas y sociales e incluso ayuda a los niños a sobrellevar el estrés.

Relación entre el juego y el aprendizaje

La relación entre juego y aprendizaje es estrecha. La acumulación de nuevos conocimientos se basa en el aprendizaje previo, pero la adquisición de nuevas habilidades se facilita con las  interacciones sociales y a menudo lúdicas.

Deberíamos dejar que los niños aprendan a través de la observación y participación activa en lugar de la memorización pasiva o instrucción directa.

Efectos del juego sobre la estructura y funcionamiento cerebral

Se ha demostrado que el juego tiene efectos directos e indirectos en la estructura y el funcionamiento del cerebro. 

El juego provoca cambios a nivel molecular, celular y comportamiento (habilidades socioemocionales y de funcionamiento ejecutivo) que promueven el aprendizaje y el comportamiento adaptativo y/o prosocial.

También es importante para la memoria a largo plazo y ayuda en el manejo del estrés.

Tipos de juegos

El juego se ha clasificado de diversas categorías según la secuencia de desarrollo. Algunas de estas clasificaciones son:

Juegos con objetos

En este tipo de juego un bebé o un niño explora un objeto y aprende sobre sus propiedades.

El juego con objetos inicia con las  primeras exploraciones sensoriomotrices tempranas, hasta el uso de objetos simbólicos  para la comunicación, el lenguaje y el pensamiento abstracto.

Juegos físico, locomotor o con movimientos bruscos

Esta categoría de juego se puede ver desde los bebés cuando juegan palmaditas y en los grandes cuando hayan adquirido las habilidades motoras básicas. Estas son importantes para promover un estilo de vida activo y prevenir la obesidad.

Juegos al aire libre

los juegos al aire libre es muy importante para mejorar las habilidades de integración sensorial. Estas actividades  abordan aspectos motrices, cognitivos, sociales y lingüísticos.

El recreo es parte esencial del día del niño. Se ha relacionado los tiempos más largos de recreo con mayor rendimiento escolar.

Juegos Sociales o de simulación, solo o con otros

Este tipo de juego se da cuando los niños experimentan  diferentes roles sociales de forma no literal. 

Los disfraces, la fantasía y el juego imaginario fomentan el  desarrollo de un lenguaje más rico para comunicarse con los compañeros de juego y desarrollar escenarios con reglas comunes.

Jugar con otros niños permite que aprendan a negociar reglas, cooperar, respetar turnos y en muchos casos a trabajar en equipo. 

El juego puede ser también autodirigido y guiado por el adulto.

El juego autodirigido

También llamado juego libre, es muy importante para explorar el mundo y comprender sus preferencias e intereses. 

Los profesores pueden usar diversos juegos (por ej “Simón dice”) para mejorar habilidades de tipo ejecutivo, siendo las principales para los niños:

Beneficios del juego

Han sido documentados varios aspectos benéficos del juego. Se destacan los siguientes: 

Beneficios de que los adultos jueguen con los niños

 

Jugar con los niños tiene grandes ventajas para los padres o cuidadores ya que pueden recordar alegremente su infancia y rejuvenecer.  

En el caso de los padres aprenden a ver el mundo con la perspectiva de sus hijos y esto mejora notablemente la comunicación.   

Un estudio evidenció que jugar con los hijos y realizar lecturas con ellos, disminuye el estrés de los padres y mejora la relación padre – hijo. 

Jugar con sus hijos es una gran oportunidad para los padres ya que les permite aprender sobre el lenguaje no verbal de los niños. Además de compartir su alegría y presenciar cómo expresan sus pasiones por medio del juego.

Conclusiones de una pediatra integrativa.

Por último te invito a aprovechar la gran oportunidad de jugar con tus hijos cuando te lo pidan.  Es una de las mejores maneras para ayudarlos a crecer y convertirse en adultos curiosos, creativos, sanos y felices.