Dra. Liliana Camargo -Vitamina D

Vitamina D - ¿por qué es importante para el crecimiento de tus hijos?

En tiempos de COVID-19, en el que nuestros niños se encuentran confinados en casa, con un horario restringido para salir, estar al aire libre y recibir los rayos del sol y habiendo pasado más de un mes en este confinamiento, los médicos pediatras nos cuestionamos si es necesario darles suplementos de vitamina D.

¿Qué es la vitamina D y qué funciones tiene?

La vitamina D, también llamada calciferol, es una vitamina liposoluble, necesaria para la realizar diferentes funciones en el organismo.

En los niños la Vitamina D es necesaria para el crecimiento y desarrollo óseo, en el funcionamiento del sistema inmunológico y en el desarrollo cognitivo.

Cómo la obtenemos?

Los seres humanos podemos obtener vitamina D de dos maneras, a través de la alimentación o exponiéndose a la luz solar.

Por medio de la alimentación

Al consumir huevos y lácteos, aguacates y champiñones, también algunas especies de pescado como; caballa, atún, dorada, salmón y sardinas.

Por exposición a la luz solar

Cuando entramos en contacto con los rayos ultravioleta se activa la producción de vitamina D por parte de las células de la piel, esto aporta entre el 80% al 90% de los requerimientos de esta vitamina en el cuerpo.

¿Que pasa si hay deficiencia de Vitamina D?

Cuando nuestro cuerpo no produce cantidades suficientes de esta vitamina, pueden presentarse condiciones como:

  • Disminución de la absorción de calcio de nuestro organismo, esto es especialmente perjudicial en los niños, ya que lo necesitan en la formación de huesos y dientes.
  • Alteración del sistema inmune.
  • Aumento en la frecuencia y severidad de crisis de asma.
  • Aumenta el riesgo de obesidad.
  • Aumenta el riesgo de depresión.

Recomendaciones para conseguir una dosis adecuada de vitamina D durante el confinamiento.

Para evitar que tu cuerpo y el de tus hijos cuerpo sufra deficiencia de vitamina D (debido al confinamiento) y sus consecuencias te recomiendo:

Exponerte y exponerlos a la luz solar de 15 a 20 minutos:
Al menos 3 veces por semana, aunque el día esté nublado, especialmente en la cara, el cuello y las extremidades, en lo posible entre 10am y 3pm.
Mucho mejor si se puede todos los días.

Consumir diariamente alimentos ricos en vitamina D como:
Pescado (no frito ya que disminuye el contenido de esta vitamina en un 50%).

– huevos.
– Lácteos.
– Aguacate.
– Setas.
– Champiñones.

¿Que pasa si hay deficiencia de Vitamina D?

En la consulta diaria con cotidianidad evidencio con frecuencia bajos valores de vitamina D en los niños que se exponen poco al sol, consumen escasos alimentos con esta vitamina (más si son vegetarianos), tienen la piel más oscura y presentan obesidad.

La recomendación general y a la que me sumo como pediatra es el consumo de suplemento de esta vitamina en todos los niños, por el tiempo que dure el confinamiento.

Si estas interesado o interesada en revisar el caso puntual de tus hijos o deseas saber qué suplementos darles, puedes pedir una cita virtual conmigo al 300 292 9069.

Comentarios (2)

Rossemberg valbuena

Extraordinario articulo.. Muchas gracias

Dejar un comentario