clasificacion de frutas

CLASIFICACIÓN DE LAS FRUTAS

clasificación de frutas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir cinco porciones o 400 gr diarios entre frutas y verduras para fomentar una buena salud. Pero conseguir esta meta con el ritmo de vida actual, es un verdadero reto.

A esto se le añade una dificultad adicional, y es la existencia de clasificaciones y compatibilidades entre las frutas y los demás grupos de alimentos. 

Pero si logramos hacerlo de manera adecuada, podemos hacer que nuestro organismo las asimile mejor, e incluso aumentar su aceptación por parte de los niños.

En Colombia somos afortunados porque tenemos una gran diversidad y producción de frutas, aunque consumimos mucho menos de lo que deberíamos según las recomendaciones de la OMS.

Además, tenemos poco conocimiento sobre la forma adecuada de consumirlas y hacemos malas combinaciones entre ellas y otros tipos de alimentos. Esto puede causar diversas reacciones físicas y químicas que llevan a que nuestro organismo no las tolere bien.

Según Albert Ronald Morales, creador de la frutoterapia y presidente de la Asociación Mundial de Frutoterapia y Medio Ambiente, las frutas se clasifican en 4 grandes grupos; dulces, ácidas, semiácidas y neutras.

  1. Dulces: Son el grupo más amplio y se distinguen por ser compatibles entre sí excepto la patilla y el melón que se deben consumir solas.
    Son ricas en Vitaminas A, C, E, Complejo B12 y B15.
  2. Ácidas: Se caracterizan por ser ricas en ácidos complejos. Son de gran ayuda para disminuir triglicéridos, colesterol y ácido úrico.
  3. Semiácidas: Tienen ácidos menos fuertes y más simples que las ácidas.
    Son ricas en proteínas de alto valor biológico.
  4. Neutras: son las más ricas en proteínas, vitaminas, sales minerales y oligoelementos.

En la siguiente tabla puedes encontrar algunas frutas muy populares en Colombia, clasificadas según estos cuatro grupos.

  • Anón
  • Banano
  • Breva
  • Cereza ( acerola)
  • Chirimoya
  • Dátiles
  • Guanábana
  • Banano
  • Guayaba
  • Higo
  • Mango
  • Mangostán
  • Manzana
  • Melón
  • Pera
  • Níspero
  • Papaya
  • Papayuela
  • Pitahaya
  • Remolacha
  • Sandía
  • Uva
  • Arazá
  • Arándano
  • Borojó
  • Guayaba (coronilla)
  • Kiwi
  • Limón
  • Manzana de agua
  • Maracuyá
  • Mora
  • Naranja
  • Piña
  • Pomelo o Toronja
  • Tomate de árbol
  • Toronja
  • Tamarindo
  • Zarzamora
  • Badea
  • Curuba
  • Durazno o Melocotón
  • Freijoa
  • Fresa
  • Granadilla
  • Guayaba agria
  • Lima
  • Lulo
  • Mamoncillo
  • Mandarina
  • Manzana verde
  • Níspero del Japón
  • Uchuva o Physalis
  • Aceituna
  • Aguacate
  • Almendra
  • Almendrón
  • Arbol del pan
  • Avellana
  • Cacahuate ( maní)
  • Cacao
  • Castaña del Brasil
  • Castaño
  • Coco
  • Macadamia
  • Maní
  • Nuez
  • Nuez moscada

¿Por qué debemos combinar adecuadamente las frutas?

En el proceso digestivo, cada tipo de alimento se toma un tiempo diferente para salir del estómago al intestino. Entre menor sea este tiempo, la digestión será más eficiente y el cuerpo consumirá menos energía.

Como consecuencia nos sentiremos con mayor vitalidad.

El grupo de alimentos que menos tiempo demora en el estómago es el de las frutas, ya que nos se digieren en el estómago, ni siquiera una mínima parte.

Todas las frutas atraviesan el estómago en 30 minutos o menos, descomponiéndose y liberando sus sustancias nutritivas en el intestino. Excepto los plátanos, dátiles y frutos secos que pueden tomar de 45 minutos a una hora.

Pero, esto solo ocurre si se consumen solas y sin ningún 

alimento inmediatamente después.

Una de las principales reglas en la alimentación racional es comer compatiblemente, de esta manera la digestión se hace más fácil y se asimilan mejor los nutrientes. 

La teoría de la “Combinación de los alimentos” fue creada por el  Dr. William Howard, pero se hizo conocida gracias al libro del Dr. Herbert Shelton que lleva el mismo nombre. De la cual resalto que los alimentos requieren diferentes enzimas y tiempos para su digestión. 

Además, existen incompatibilidades químicas que pueden generar sustancias tóxicas dentro del organismo durante el proceso de digestión, si se consumen alimentos químicamente antagónicos. 

La información anterior no corresponde puntualmente al tema de esta revisión, pero quise mencionarla para dar un contexto del porqué debemos combinar adecuadamente las frutas.

Al combinarse con otros alimentos, la fruta se demora más en su paso por el estómago. Además, cuando se mezclan con otros alimentos y los jugos digestivos hacen que las proteínas se pudran y los carbohidratos se fermenten. 

Todo esto causa en muchas ocasiones sensaciones de indigestión o acidez.

Si el estómago está vacío, podemos comer la fruta que queramos, pero se deben dejar pasar entre 20 y 30 minutos antes de comer cualquier otro alimento. Los plátanos, dátiles y frutos secos necesitan de 45 minutos a una hora.

Si queremos ingerir fruta después de haber consumido otros alimentos debemos esperar un tiempo adecuado, según el alimento que se vaya a consumir.

Combinación adecuada de las frutas

Las investigaciones en frutoterapia han hecho importantes hallazgos en cuanto al momento adecuado para consumir frutas y la forma correcta de mezclarlas. Es necesario combinarlas bien para que sean bien toleradas y aprovechadas desde el punto de vista nutricional.

Se sugiere consumir la fruta sola sin mezclarla con otro alimento y 

en diferentes horas del día.

En la mañana debemos consumir frutas ácidas y semiácidas, al medio día los frutos secos y las frutas dulces en cualquier momento del día

Recomendaciones al combinar las frutas

Dentro de las principales recomendaciones para combinar frutas se encuentran las siguientes:

  1. Las frutas dulces pueden mezclarse entre sí, exceptuando la patilla y el melón que deben consumir solas.
    En la patilla se hace más evidente la concentración de arsénico (un 0,5%), después de treinta minutos de abrirse y estar en contacto con el oxígeno.
  2. Las frutas dulces no son compatibles con las ácidas. Al mezclarse los ácidos con los azúcares retardan la transformación de estos en glucosa, permaneciendo demasiado tiempo en el intestino, lo cual produce fermentaciones indeseadas.
  3. Las frutas ácidas y semiácidas no se deben mezclar.
  4. Las frutas neutras se pueden mezclar entre sí.
  5. Consumir con frutas dulces con neutras oleaginosas como nueces, avellanas, almendras, entre otras, en una misma comida causarán siempre indigestión y fermentaciones agudas.
  6. Consumir frutas dulces y ensalada de verduras al tiempo, produce una mala digestión.

Experiencias de una pediatra integrativa

Con mucha frecuencia veo niños en consulta que no consumen fruta y el motivo más frecuente es “que no les gusta”.

Esto causa gran preocupación en los padres que son conscientes de la importancia de este grupo de alimentos en la nutrición de sus pequeños.

Además es frecuente ver niños que presentan síntomas digestivos inespecíficos como:

  • Gases abundantes
  • Deposiciones fétidas
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Distensión

No puedo asegurar que estos síntomas están directamente relacionados con el consumo inadecuado de frutas, ya que podrían ser originados por una enfermedad digestiva.

Pero si puedo llegar a pensar que el rechazo de algunos niños hacia las frutas se debe al malestar que les ocasiona la mala combinación de las mismas. Al indagar sobre el menú que reciben los niños en casa, en los jardines infantiles y en los colegios, encuentro que incluyen pocas frutas y con frecuencias las ofrecen así:

  • Ensaladas de frutas mal combinadas
  • Salpicón
  • Jugos preparados con leche
  • Verduras mezcladas con frutas y postres

Todo esto me hace considerar que es importante concientizar a los padres sobre las mezclas incompatibles de las frutas para modificar los menús en casa y de ser posible en las instituciones educativas.

Conclusiones

Al elaborar esta revisión tuve la oportunidad de revisar mis conocimientos sobre la importancia del consumo de fruta en los niños y contrastarlos con los de expertos en el tema como Albert Ronald Morales.

Esto sumado a mi propia experiencia en consulta me ha llevado a las siguientes conclusiones:

  • Consumir frutas adecuadamente es una manera de prevenir problemas de salud y mejorar la digestión.
  • Son muchos los efectos benéficos que conlleva realizar mezclas adecuadas no sólo de frutas sino de todos los alimentos.
  • El no sentir síntomas con las combinaciones inadecuadas de frutas, demuestra que nuestro cuerpo tiene una gran adaptabilidad.
  • Características de las frutas como sus formas, colores, olores y brillo natural se pueden aprovechar para llamar la atención de los niños.
  • Una estrategia para estimular el consumo de fruta en los niños es tenerlas siempre visibles en casa, por ejemplo:
    – Tener un frutero con variedad de frutas.
    – Organizar la nevera para que lo primero que vean sean frutas.
    – Servirlas de una manera ingeniosa como haciendo figuras, brochetas, entre otras.
  • El ejemplo de los padres será importante, si los niños ven que en casa se consumen seguramente las recibirán más fácil.
  • Es recomendable iniciar el día consumiendo frutas y siempre deben formar parte de los refrigerios.
  • La mejor forma de consumir frutas es solas.

Comentarios (3)

Gracias mi Doctora Pediatra .
Por Sus recomendaciones

Dejar un comentario